Furioso Bajo La Lluvia Todo De Negro Lucha De Ninja Hermanos Ninja Muchacho Ninja De Espalda Mujer Ninja Cuchillos Cara Tapada Luchando Contra Mutantes Scorpion Enojado Vaquero Ninjas Dibujo Gato Ninja Gritando Sentado En El Piso Pose Ninja Ninja Trepado Salto Del Ninja Posición Con Espada Gato Con Espada

Daimyo
Escrito por

Los daimyo fueron los señores feudales más poderosos –después del shogún- desde el siglo X hasta el XIX en Japón. Aunque el término ‘daimyo’ literalmente significa ‘gran nombre’, la palabra japonesa en realidad viene de las palabras dai, que significa ‘largo’, y myo (abreviatura de myoden), que significa ‘tierra nombrada’ o ‘tierra privada’. Desde los shugo del período Muromachi hasta los sengoku y los daimyo del período Edo, el título proviene de una larga y variada historia. El término ‘daimyo’ también se usa a veces para referirse a figuras líderes de estos clanes. Era a partir de estos caudillos, aunque no siempre, que surgía un shogún o un regente elegido.
El daimyo generalmente usaba vestimentas muy ricas, que iban de las más oscuras a más claras dependiendo de su rango. El violeta oscuro y claro precedían al verde claro, al rojo oscuro y claro, y al negro. Los daimyo más importantes eran considerados nobles.

Daimyo
Daimyo

Shugo daimyo

Los shugo daimyo fueron el primer grupo de hombres que mantuvieron el título de ‘daimyo’. Surgieron de entre los shugo durante el período Muromachi. Los shugo daimyo tenían poder sobre la policía y los militares, además de poder económico dentro de su provincia. Acumularon estos poderes a través de las primeras décadas del período Muromachi.
Los principales shugo daimyo salieron de los clanes Shiba, Hatakeyama, y Hosokawa, así como de los clanes tozada de Yamana, Ouchi, y Akamatsu. Los mejores de ellos gobernaron sobre distintas provincias.
El shogunato Ashikaga necesitaba que los shugo daimyo residieran en Kyoto, por eso asignaban familiares o criados llamados shudogai para que los representaran en sus provincias de nacimiento. Eventualmente algunos de ellos llegaron a residir en Kyoto, dejando sustitutos en las provincias.
La guerra Onin fue una gran revuelta en la que los shugo daimyo lucharon entre sí. Durante esta y otras guerras de ese tiempo, surgieron insurrecciones en las provincias mientras los guerreros más poderosos luchaban por independizarse de los shugo daimyo. Los sirvientes de los shugo daimyo que vivían en las provincias aprovecharon la oportunidad para fortalecer su posición. Al final del siglo XV, aquellos shugo daimyo que ganaron permanecieron en el poder. Aquellos que perdieron fueron reemplazados por una nueva clase, los ‘sengoku daimyo’, que surgieron de las filas de los shugodai y los kokujin.

Sengoku daimyo

Entre los sengoku daimyo se encontraban muchos que habían sido shugo daimyo, por ejemplo los Satake, Imagawa, Takeda, Toki, Rokkaku, Ouchi, y Shimazu. Los nuevos entre las filas de los daimyo eran los Asakura, Amago, Nagao, Miyoshi, Chosokabe, Jimbo, Hatano, Oda y Matsunaga. Ellos vinieron de las filas de los shudogai y sus sirvientes. Otros sengoku daimyo como los Mori, Tamura, y Ryuzoji surgieron de los kokujin. Los oficiales bajos del shogunato y el ronin (Late, hojo, Saito), los oficiales provinciales (Kitabakate), y los kuge (Tosa Ichijo) también dieron lugar al surgimiento de los sengoku daimyo.