Espada Luminosa Desierto Mujer Ninja Rojo Ninjas Músicos Esqueleto Atrapando Espantando Pájaros Mujer Luchando Chica Ninja Sombras Ojo Rojo Entrenando En El Supermercado Ninja Con Rastas Luchadora Pelo Largo Ninja Del Infierno Estrella Ninja Sentada En El Cementerio Lista Para Pelear Cabeza Ninja

Daimyo en el período Edo
Escrito por

Luego de la batalla de Sekigahara en el año 1600 que marcó el comienzo del período Edo, el shogún Tokugawa Ieyasu reorganizó a 200 daimyo junto con sus territorios en el han, y los ordenó teniendo como criterio su producción de arroz. Los daimyo eran aquellos que lideraban los han de 10000 koku (50000 celemines) o más. Ieyasu también categorizó a los daimyo según su cercanía con la familia Tokugawa: los shinpan estaban relacionados con los Tokugawa; los fudai habían sido vasallos de los Tokugawa o aliados en batalla; y los tozada, que no se aliaron con los Tokugawa antes de la batalla.

Alrededor del 1800, había aproximadamente 170 daimyo en Japón.

Daimyo en el período Edo
Daimyo en el período Edo

Los shinpaneran la garantía de Ieyasu, como los Matsudaira, o los descendientes de Ieyasu que no estaban en la línea principal de sucesión. Muchos shinpan, incluyendo a Tokugawa de Owari (Nagoya), Kii (Wakayama) y Mito, así como los Matsudaira de Fukui y de Aizu, tuvieron enormes han.
Algunos daimyo fudai, como los Ii de Hikone, tuvieron grandes han pero eran poco importantes. El shogunato ubicó a muchos fudai en lugares estratégicos para vigilar las rutas comerciales y los caminos a Edo. Asimismo, muchos fudai daimyo ganaron posiciones en el shogunato Edo, algunos llegando a ser roju. El hecho de que los fudai daimyo pudieran tener cargos en el gobierno mientras que los tozada en general no, se convirtió en una de las diferencias principales entre ambos.

Los daimyo Tozama tenían grandes feudos que incluían los han Kaga de la prefectura Ishikawa, liderados por el clan Maeda. Otros clanes tozama famosos incluían a los Mori de Choshu, los Shimazu de Satsuma, los Date de Sendai, los Uesugi de Yonezawa, y los Hachisuka de Awa. Inicialmente los Tokugawa los consideraron potencialmente rebeldes, pero durante la mayor parte del período Edo, los matrimonios entre los Tokugawa y los tozama, así como las políticas de control como la sankin kotai, resultaron en relaciones pacíficas.

Siguiente tema: Sankin kotai