Header Orcos
 
Con El Arco Orco Furioso Asustado Orco Endemoniado Colmillos Para Afuera Orco Colmillo Grande La Bestia Combatientes Sentado Senor De Los Anillos Gritando Sentado Con El Martillo Entre El Fuego Triste Anciando Orco Ojos Amarillos Con Caballo Endemoniado Guerrero Orco

Los orcos en otras obras de fantasía

En su Carta #210 Tolkien describe a los orcos como ‘versiones degradadas y repulsivas de los tipos mongoles menos atractivos’. Desde la publicación de la novela épica ‘El señor de los anillos’, las criaturas llamadas ‘orcos’ se convirtieron en elementos corrientes de la ficción fantástica y de los juegos de rol. En estas fuentes derivadas, los orcos y los goblins son considerados razas distintas de los goblinoids. Durante un tiempo fueron descritos con rostros de cerdo, aunque en la obra de Tolkien no aparecen así. Una explicación posible de esto es la coincidencia con el irlandés ‘orc’ (palabra cognada del inglés ‘pork’, puerco), que significa ‘cerdo’. Una teoría alternativa es que esta descripción se debe a la descripción de un orco en el Canto 17 de Orlando Furioso de Ariosto.

En los ’80 otro tipo de orco fue introducido por juegos bélicos como ‘Warhammer Fantasy Battle’; se trata de un bárbaro de piel verde con rasgos exagerados y mandíbula baja, cuya personalidad no es tan maligna como tosca, generalmente en un grado cómico. Este tipo de orco se volvió popular en varios escenarios y juegos de fantasía.

Warhammer

Los juegos de Games Workshop ‘Warhammer fantasy’ y ‘Warhammer 40,000’ incluyen orcos. El escenario del segundo juego es único porque contiene orcos en un ambiente de ciencia ficción, y son capaces de construir vehículos simples pero funcionales, armas de fuego e incluso naves espaciales. Anatómicamente, los orcos Warhammer no son altos, a menos que se paren derechos, pero tienen piernas cortas y brazos largos como los simios. Tienen enormes cabezas que salen directamente de sus cuellos, lo que les da una apariencia extraña. Tienen piel verde y gruesa, muy resistente al dolor. No son muy inteligentes, pero pueden ser astutos a veces. Son muy guerreros y toda la sociedad gira alrededor de la guerrilla. La necesidad constante de luchar es la expresión de la cultura de los orcos, hecho que evita que formen alianzas con otras razas. En combate pueden transformar hasta el objeto más común en un arma letal. Los orcos tienden a aliarse con los goblins y los snotlings, pero esta alianza tiene más que ver con el aprovechamiento que hacen los orcos de sus primos pequeños para que les sirvan, o para usarlos de escudos humanos, o como una fuente de alimento de emergencia. Adoran a un par de dioses conocidos como Gork y Mork (otros dioses fueron incluidos en ediciones tempranas del juego, pero no volvieron a ser incluidos), uno de los cuales es descrito como brutalmente astuto, y los otros como astutamente brutales.

Los orcos en otras obras de fantasía
Los orcos en otras obras de fantasía

Warcraft

En la serie de juegos para computadora del ‘Warcraft’, los orcos aparecen con facetas sociales y éticas más complejas que en los demás juegos. La raza de los Orcos es salvaje pero noble, está conformada por guerreros fieros y chamanes. Vienen del mundo de Draenor, y fueron corrompidos por una fuerza demoníaca conocida como la Legión Ardiente, que vio en ellos el potencial para formar un ejército feroz. Bajo su influencia, la Horda de los Orcos eliminó a los Draenei, que en consecuencia huyeron de Draenor y fueron a Aserto. Tras dos devastadoras guerras, los Orcos fueron derrotados en Aserto y sus campamentos fueron rodeados. Se quedaron allí hasta que un joven orco llamado Thrall, educado por humanos, los reunió de nuevo, liberó a la Horda de su influjo demoníaco, y los ayudó a regresar a sus raíces chamánicas.

Los orcos del Warcraft tienen forma semejante a la humana, pero son prodigiosamente musculosos, tienen narices anchas y bocas con colmillos. Los orcos varones son mucho más grandes que los humanos, alrededor de 6 pies y medio de alto cuando se paran derechos. Las mujeres son un poco más grandes que las humanas, y, aunque mucho más delgadas que sus contrapartes masculinas, tienen bastantes músculos. Los colmillos de las orcos femeninas son muy pequeños por no decir inexistentes. Los guerreros orcos se caracterizan por usar una armadura chica con cascos con cuernos y hachas filosas como armas. Warcraft es uno de los pocos juegos en los que los orcos no son internamente malignos, e incluso llegan a ser heroicos en los últimos juegos. El rechazo de los humanos hacia ellos se originó en las primera y segundas invasiones, y puede estar justificado parcialmente, ya que los orcos fueron los invasores (aunque bajo influencia de la Legión).

La visión política en el universo del Warcraft se realizó a partir de la Horda, una asociación de razas que tenían el fin de la supervivencia mutua. Los trolls, una especie similar del juego, viven en la misma área que los orcos, lo cual trae muchas semejanzas entre ellos.

Earthdawn y Shadowrun

En los juegos de rol y fantasía ‘Earthdawn’ y ‘Shadowrun’ los orcos no son, en contraste con los orcos comunes, ni buenos ni malos. En Earthdawn tienen su lugar entre las demás razas del juego: Humanos, Duendes, Elfos, Obsidimen, T’skrang, Trolls, y Windlings. En ‘Shadowrun’ son tan solo una raza entre otras de la Tierra en los años posteriores al 2011. Surgieron durante la Expresión Inexplicable Genética del año 2021 como humanos jóvenes transformados en orcos o como orcos nacidos de padres humanos. Fueron clasificados como ‘homo sapiens robustus’ y son considerados metahumanos, como los trolls, los elfos y los duendes. Los orcos son capaces de mezclarse con los humanos y otras razas. A pesar de esto, sus crías pertenecen a la raza de uno solo de sus padres. No existen crías que sean mitad y mitad. Crecen mucho más rápido que los humanos, llegan a la madurez a la edad de 12 años, y pueden dar a luz un promedio de cuatro crías, aunque seis y ocho puede ser posible. Sus capacidades mentales son inferiores a la de los humanos, aunque no son tan tontos como los trolls.

Magic: the gathering

En ‘Magic: the gathering’, los orcos aparecen como guerreros cobardes que dependen de los Goblins, más pequeños e inteligentes. Pocas criaturas del estilo ‘Orco’ estaban en el juego, pero los que había aparecían en los escenarios de los Imperios Caídos o de la Edad de Hielo. Aunque los orcos comenzaron a aparecer en escenarios más duros, nunca estuvieron en ninguna expansión subsecuentes hasta Coldsnap. Sin embargo, Coldsnap, introdujo muchas cartas Orco, junto con un legendario Chamán Orco: Sek’kuar, Deathkeeper.

Might and magic

En la franquicia ‘Might and magic’, en el universo Kreegan, los orcos aparecen representados de distintos colores: naranja, verde y marrón. En ‘Heroes of might and magic’ están asociados con la facción bárbara.

En Ashan, los orcos son humanoides naranjas, extremadamente musculosos, creados por hechiceros al fundir la sangre demoníaca con la carne humana, y los utilizaron como tropas contra la invasión de los demonios. En ‘Dark Messiah’ (‘El Mesías negro), los jugadores deben pasar una cantidad significativa de tiempo enfrentando a los miembros del Clan Redskull, un grupo de orcos que vivían en una isla. Los lidera un chamán (que al parecer fue elegido en forma popular) y hay una referencia a la adoración de una diosa del fuego sin nombre. En las Tribus del Este, los orcos son modelados como Mongoles, los lidera un khan y adoran al Padre Cielo.

Siguiente tema: Orcos de Tierra Media