Capitán Pirata Caricaturas De Piratas El Mundo En Sus Manos Ella Y El Piratas El Barco Pirata Perfil Pirata Piratas Del Espacio Serios Perrito Dos Espadas El Medallón Pirata Ganador Monos Piratas Barco Pirata Capitán Jack Corriendo Medallón Pirata Ojos Claros Rico Sensual

Las Bermudas y los corsarios
Escrito por

La colonia inglesa de Bermuda, creada por accidente en 1609, pasó de tener una economía agrícola infructuosa a una basada en el comercio marítimo luego de la disolución en 1684 de la Compañía Somer Isles. Con un área total de 21 millas cuadradas, y sin ningún recurso natural más que el cedro de las Bermudas, los colonos se dedicaron por completo al intercambio marítimo, lo cual dio lugar al ‘estallido’ de las Bermudas, que vino bien tanto al comercio como a los ladrones. Los barcos mercantes de Bermuda se pasaron a la actividad corsaria en el siglo XVIII, y atacaban los barcos de España, Francia y otras naciones. Generalmente salían de Bermuda con una gran tripulación. Esta ventaja en cantidad era vital para tomar grandes navíos, que a menudo no contaban con muchos hombres para defender.

Las Bermudas y los corsarios
Las Bermudas y los corsarios

A mediados del siglo XVII, las Bahamas no estaban habitadas por la gente nativa sino por los piratas. El lugar se había convertido en centro de la piratería, y en una espina para el comercio inglés que se movía en esa área. El gobernador de Bermuda respondió mandando cartas de marca a los corsarios de Bermuda para que alejaran a los piratas de las Bahamas. Bermuda mantuvo el control de facto sobre las Islas Turku, que contaban con una lucrativa industria de sal, desde el final del siglo XVII hasta comienzos del XIX. En 1709 las fuerzas españolas y francesas derrocaron a los bermudanos pero luego fueron expulsados tres años después por el corsario bermudano Capitán Lewis Middleton. Su barco, la Rosa, atacó a corsarios franceses y españoles que retenían un barco inglés. Al derrotar a los dos barcos enemigos, la Rosa eliminó a la guarnición de treinta hombres dejada por los españoles y franceses.

A pesar de la relación cercana con las colonias americanas, los corsarios bermudanos tuvieron una actitud igual de agresiva con los barcos americanos durante la Guerra de Independencia. Un capitán naval americano ordenó sacar su nave de la bahía de Boston para eliminar un par de navíos bermudanos que habían estado atacando naves de la Marina Real, pero regresó frustrado diciendo ‘los bermudanos zarparon con sus naves a dos pies por cada uno de nosotros’. El único ataque a Bermuda durante la guerra fue realizado por dos botes capturados por un par de hermanos bermudanos. Sorprendió mucho a los americanos el descubrir que las tripulaciones de corsarios bermudanos contaban con esclavos negros ya que Bermuda había legislado que parte de todas las tripulaciones debían estar formadas por negros.

De hecho, cuando la nave corsaria ‘Regulator’ fue capturada, casi toda su tripulación estaba formada por esclavos negros. Las autoridades de Boston ofrecieron a estos hombres la libertad, pero los setenta detenidos prefirieron ser tratados como prisioneros de guerra. Cuando los mandaron a Nueva York en el navío ‘Duxbury’ tomaron el barco y zarparon de vuelta a las Bermudas. La Guerra Americana de 1812 fue una oportunidad para los corsarios bermudanos, que luego fueron desapareciendo en parte a causa de la construcción de una base naval en Bermuda, lo cual redujo la confianza del Almirante sobre los corsarios en el oeste Atlántico y en parte por demandas americanas exitosas, y reclamos por daños presentados contra los corsarios ingleses. Durante el curso de la Guerra Americana de 1812 los corsarios de Bermuda capturaron 298 naves (la captura total de todos los barcos británicos entre los Grandes Lagos y las Indias fue de 1.593 barcos).