Perfil Pirata Jhonny Deep Dibujo Morena Pirata Malvado El Tesoro Encontrado Dibujo Del Malvado Calaveras Nina Pirata Muchacha Pirata El Saqueo Dos Espadas Piratas Del Caribe Saltando del Barco Luchando En Alta mar Mar Celeste El Oso Pirata Rico Pintura Grandes Amigos Tormenta De Alta Mar

Piratería en la costa hindú
Escrito por

A partir del siglo XIV  Deccan (región del sur de la Península de la India) fue dividida en dos partes: de un lado se encontraba el Sultanato Bahmani liderado por Muslin, y del otro estaban los reyes hindúes reunidos por el imperio Vijayanagara. Las continuas guerras demandaron frecuentes aprovisionamientos de caballos frescos, que eran importados a través de las rutas marítimas desde Persia y África. Este comercio fue sujeto a frecuentes asaltos de bandas de piratas que tenían sus bases en las ciudades costeras del oeste de la India.

Piratería en la costa hindú
Piratería en la costa hindú

Durante el siglo XVI la piratería europea se ensañó con los navíos indios Mughal, especialmente con aquellos que iban hacia la Meca. La situación llegó a su límite cuando los portugueses atacaron y capturaron al navío ‘Rahimi’ que pertenecía a Mariam Zamani, la reina Mughal. En el siglo XVIII el famoso corsario Maratha Kanhoji Angre dominaba los mares entre Mumbai y Goa. Los Marathas atacaron a los navíos británicos e insistieron en que las naves de la East India Company pagarían impuestos si navegaba por sus aguas.

La utopía pirata más famosa es la del Capitán Misson y su tripulación, que fundó la colonia libre de Libertatia al norte de Madagascar a fines del siglo XVII. En 1694 fue destruida por un ataque sorpresa de los nativos de la isla.

La costa sur del Golfo Pérsico se volvió conocida como la ‘Costa Pirata’, ya que los asaltantes dejaban allí sus cargamentos robados. Las primeras expediciones británicas para proteger al comercio de la costa india de los piratas en Ras al-Khaimah llevaron a la realización de campañas contra los cuarteles generales y otros puertos de la costa en 1819.

Piratería en el Este de Asia

Desde el siglo XIII los Wokou japoneses hicieron su debut en el este de Asia, iniciando invasiones que persistirían por 300 años.

La piratería en el sudeste de Asia comenzó con la retirada del mongol Yuan después de ser traicionado por sus aliados javaneses. Los oficiales navales abandonados, que eran mayoritariamente miembros de tribus cantonesas y de Hokkien, establecieron sus pequeñas pandillas cerca de los estuarios de los ríos, principalmente por protección. Reclutaron gente local así como también soldados conocidos como ‘lang’ (lanun) para establecer su fortaleza. Sobrevivieron mediante la utilización de sus bien entrenados pugilistas, así como sus habilidades marineras y de navegación. Su fuerza y fiereza coincidieron con el crecimiento del comercio marítimo de sedas y especias.

Sin embargo, las flotas piratas más famosas del este de Asia fueron las de los chinos durante la dinastía Qing. Las flotas piratas crecieron y se hicieron cada vez más poderosas a lo largo del siglo XIX. Los efectos a gran escala que la piratería tuvo sobre la economía china fueron enormes. Los piratas devastaron el comercio chino, cuyos puntos de florecimiento fueron Fujian y Guandong. Las flotas piratas ejecutaron la hegemonía sobre los pueblos de la costa, y recaudaron dinero mediante impuestos y extorsiones. En 1802 el terrible Zhen Yi heredó la flota de su primo, el capitán Zheng Qi, cuya muerte ayudó al crecimiento de la influencia de Zheng Yi en el mundo de la piratería. Zheng Yi y su esposa, Zheng Yi Sao (quien heredaría eventualmente el mando de su confederación pirata) formó una colisión que, para 1804, llegó a tener diez mil hombres. Su fuerza militar era suficiente para combatir contra la fuerza naval de Ping. Sin embargo, la combinación de hambruna, con la oposición de Ping, y las riñas internas llevaron a la ruina a la piratería china alrededor de la década de 1820, y desde entonces nuca llegó a tener ese nivel.

Los marineros Bugi del sur de Sulawesi eran famosos por ser piratas que viajaban lejos hasta llegar a Singapur o a las Filipinas en busca en botines. Los piratas de Orang controlaban los cargamentos de los barcos en el Estrecho de Mañacca y en las aguas cercanas a Singapur. Los piratas Malay y del mar Kayak atacaban cargamentos en las aguas entre Singapur y Hong Kong.