Billete Bandera Pirata El Gorila Entre El Oro Posando Para La Cámara Luchando Con Las Olas Pata De Palo Capitán Jack Sorprendida Subido En Lo Alto Jhonny Deep Dibujo Pirata Con Vestido Ella Y El Piratas Piratas Jóvenes Calaveras Corriendo Animales Piratas Miradas Pensativas Mascota Del Pirata Subiendo El Mástil

Piratería en la Edad Media
Escrito por

 Los bien conocidos y escurridizos piratas de la Europa medieval eran los vikingos, guerreros y habitantes de Escandinavia. Atacaban las costas, los ríos y las ciudades de todo el oeste europeo hasta Seville. Los vikingos incluso atacaron costas del norte de África y de Italia. También asolaron toda la costa del Mar Báltico, subiendo por los ríos de Europa del Este hasta el mar negro y Persia. La falta de poderes centralizados en toda Europa durante la edad media favoreció a los piratas.

Después de las invasiones eslavas de la península balcánica en la quinta y la sexta centuria apareció una tribu eslava establecida en la tierra de Pagania entre Dalmatia y Zachlumia en la primera mitad de la séptima centuria. Estos eslavos revivieron los antiguos hábitos ilirios y atacaban a menudo en el mar Adriático. En el año 642 llegaron a invadir el sur de Italia y atacaron Siponte en Benevento. Sus asaltos en el Adriático se incrementaron rápidamente, hasta que todo el mar llegó a ser inseguro para viajar.

Piratería en la Edad Media
Piratería en la Edad Media

Los ‘Narentinos’, como se los solía llamar, se tomaron más libertades en sus asaltos mientras la Armada Veneciana estaba en el exterior, y también cuando estaban en sus campañas en aguas sicilianas en el período 827 a 882. Tan pronto como la flota Veneciana volvía al Adriático, los Narentinos abandonaron temporalmente sus hábitos, incluso firmaron un Tratado en Venecia y su líder pagano fue bautizado y se convirtió al Cristianismo. En 834 o 835 rompieron el tratado y volvieron a atacar a los comerciantes venecianos que retornaban de Benevento, y todos los intentos de Venecia por castigar a los Marians en 839 y 840 fallaron. Luego atacaron a los venecianos más seguido, junto con los árabes. En 846 los Narentinos irrumpieron en Venecia y asaltaron la ciudad de Kaorle. A mediados de Marzo del año 870 secuestraron a los emisarios del obispo romano que volvían del Concilio Eclesiástico de Constantinopla. Esto causó acciones militares por parte de los bizantinos contra ellos, lo cual llevó a su conversión al cristianismo al final.

Luego de los ataques árabes en la costa Adriática en el 872 y la retirada de la Armada Imperial, los Narentinos restauraron sus ataques a las aguas venecianas, causando nuevos conflictos con los italianos en los años 887 y 888. Las tradiciones de la piratería narantina fueron conservadas incluso cuando estuvieron en Serbia, sirviendo como los mejores guerreros de la nación. Los venecianos continuaron luchando contra ellos inútilmente a través de los siglos X y XI.

En 937, los piratas irlandeses se aliaron con los escoseces, los vikingos, los galeses y los pictos cuando invadieron Inglaterra. Athelstan los derrotó.

En el siglo XII las costas del oeste de Escandinavia fueron invadidas por piratas eslavos de la costa sudoeste del mar Báltico.

H. Thomas Milhorn menciona a un cierto inglés llamado William Maurice, acusado de piratería en 1241, como la primera persona que se sabe que fue colgada y descuartizada, lo cual indicaría que el entonces rey Enrique III tenía una visión severa sobre este crimen.

Los ushkuiniks eran los piratas novgorodianos que saqueaban el Volga y el Kama en el siglo XIV.

Ya en tiempos bizantinos los Maniots –una de las poblaciones griegas más grandes- eran conocidos como piratas. Los Maniots consideraban la piratería como una respuesta legítima al hecho de que su tierra era pobre. Las principales víctimas de los maniots fueron los Otomanos pero también atacaron naves de países europeos.

Las tribus Haida y Tlingit, que vivieron a lo largo de la costa del sur de Alaska yen las islas del noroeste de la Columbia británica, eran tradicionalmente conocidos como guerreros feroces, piratas y comerciantes de esclavos, y llegaron hasta California.