El Saqueo Escudo Pirata Pelo Con Rastas Calavera Con Expresión Retrato De Un Pirata Prisioneros De Los Piratas Jugando Con Cartas Sensual Mirando Atrás Dos Piratas Mujer Pirata Sensual El Atardecer Escultura Dos Espadas Enterrando El Tesoro Pocos Dientes Jhonny Deep Dibujo Protagonista Observando Piratas Del Espacio Calaveras

Siglo XVIII y los Corsarios
Escrito por

Durante la Guerra de los Nueve Años, los franceses adoptaron la política de aliento a los corsarios, entre los que se incluía el famoso Jean Bart, para que atacaran los barcos ingleses y holandeses. Inglaterra perdió alrededor de 4.000 barcos mercantes durante la guerra. En la siguiente Guerra de Sucesión Española, los ataques de corsarios continuaron, Inglaterra perdió 3.250 mercaderes y los corsarios de Dunkirk se llevaron 959 botines. La escala de pérdidas significó que el Parlamento aprobara un Acta de Cruceros y Convoys actualizada en 1708, colocando naves de guerra al servicio de la defensa del comercio.

En el conflicto subsecuente, la Guerra de Sucesión Austríaca, la Armada Real pudo concentrarse más en la defensa de las naves británicas. Inglaterra perdió 3.238 mercaderes, una fracción menos de su marina mercante que la perdida por sus enemigos, consistente en 3.434 hombres. Aunque las pérdidas de Francia eran proporcionalmente más graves, el pequeño pero mejor protegido comercio español sufrió menos y fueron los corsarios españoles los que disfrutaron del saqueo aliado al comercio británico en ambos lados del Atlántico.

Siglo XVIII y los Corsarios
Siglo XVIII y los Corsarios

Bretones

Inglaterra, que se unió a Escocia en 1701 para crear el Reino de Gran Bretaña, practicó la actividad corsaria como manera de ganar algo del poder y riqueza que los españoles y los portugueses estaban tomando del Nuevo Mundo, antes de que Inglaterra comenzara sus propias colonias transatlánticas, y también lo hacían como una manera de imponer su poder naval antes del surgimiento de la Marina Real. Sir Francis Drake, quien tuvo mucho contacto con la soberana reina, fue responsable por algunos daños a los navíos españoles, así como de algunos ataques a colonias españolas en las Américas en el siglo XVI. Participó en la exitosa defensa inglesa contra la Armada Española en 1588, pero fue parcialmente responsable por el fracaso de la Armada Inglesa contra España en 1589.

El capitán Christopher Newport lideró más ataques contra los barcos españoles y sus colonias que ningún otro corsario. Cuando era joven Newport navegó con Sir Francis Drake en el ataque contra la flota española en Cádiz y participó en la derrota inglesa de la Armada Española. Durante la guerra con España, Newport tomó fortunas de los tesoros españoles y portugueses en fieros combates marinos cuando era corsario de la Reina Isabel I. En 1590, luego de dirigir a sus hombres contra un barco enemigo en las costas de Cuba, su brazo derecho fue arrancado y por eso lo pasaron a llamar ‘Christopher Newport, el de una mano’. En 1592 Newport capturó al barco portugués ‘Madre de Deus’. Estaba valuado en 500.000 libras, el precio más valioso de todos los botines capturados en la era isabelina de los corsarios.

Sir Henry Morgan fue uno de los corsarios más famosos. Solía operar fuera de Jamaica, y llevó a cabo una audaz guerra contra los intereses españoles en la región, generalmente haciendo uso de tácticas astutas. Su forma de operar tendía a ser demasiado cruel con aquellos que capturaba, torturaba para sacar información acerca de botines y usaba sacerdotes como escudos humanos. A pesar de los reproches por algunos de sus excesos, generalmente fue protegido por Sir  Thomas Modyford, gobernador de Jamaica. Probablemente llegó a ser tan famoso por la enorme cantidad de botines que tomó, así como por sus ataques a fortalezas, entre las que se destaca el saqueo de la ciudad de Panamá con tan solo 1.400 hombres.

Otros corsarios ingleses notables fueron Fortunatus Wright, Edgard Collier, Sir John Hawkins, Sir Michael Geare y Sir Christopher Myngs. Entre los corsarios ingleses colonos en Nueva Escocia se encuentran Alexander Godfrey de la brigada ‘The rover’ y Joseph Barss del escuadrón ‘Liverpool packet’. Este último escuadrón capturó más de 50 barcos americanos durante la Guerra de 1812.