Intelectual Entrenando De Espalda Mirando Atrás Estatua A La Orilla Costumbres Orientales Foto Samurai El Asesino Maestro Samurai Espada Hacia Abajo Mujer Sensual Vestimenta Amarilla El Dragón Vendado Mujer Pelo Rojo Tres Samurai A Caballo La Samurai Samurai Mutante Vestimenta Blanca Jack Primer Plano

Incidente en Honno-ji
Escrito por

En 1582, su antiguo porteador Hashiba Hideyoshi invadió la provincia Bitchu, estableciendo el asedio al castillo Takamatsu. Sin embargo, el castillo era vital para el clan Mori, y perderlo hubiera sido dejar al dominio de los Mori vulnerable. Guiados por Mori Terumoto, los refuerzos llegaron al castillo, y los dos lados se plegaron a las negociaciones. Hashiba pidió refuerzos a Nobunaga.

Incidente en Honno-ji
Incidente en Honno-ji

A menudo se afirmó que Hideyoshi no tenía necesidad de refuerzos, pero igualmente se lo pidió a Nobunaga. Algunos creen que Hideyoshi, envidiado y odiado por sus compañeros generales por su subida de criado a general de Oda Nobunaga, querían darle a Nobunaga el crédito por ganar a Takamatsu. Otros también piensan que Hashiba y sus criados querían poner a Nobunaga en una posición vulnerable en el frente para que fuera más fácil matarlo. Otros creen que Hashiba fue el cerebro detrás de la traición de Akechi Mitsuhide.

De cualquier manera, Nobunaga ordenó a Niwa Nagahide preparar la invasión de Shihoku, y a Akechi Mitsuhide le dijo que ayudara a Hideyoshi. En camino a la región de Chugoku, Nobunaga se quedó en Honno-ji, un templo de Kyoto. Como Nobunaga no esperaba un ataque en medio de sus territorios controlados, sólo estaba con una docena de sirvientes personales y guardaespaldas.

Sin embargo, Mitsuhide de repente rodeó Hoono-ji, forzando a Nobunaga a luchar contra él. Nobunaga perdió y fue forzado al suicidio. Al mismo tiempo, las fuerzas de Akechi asaltaron al castillo Nijo. Junto con él murió su joven paje (o-kosho), Mori Ranmaru, quien le había servido durante muchos años y todavía era un adolescente. La lealtad de Ranmaru y devoción a su lord fueron muy conocidas y alabadas en esos tiempos.

Tan sólo once días después del golpe en Honno-ji, Mitsuhide fue asesinado en la batalla de Yamazaki y su ejército fue derrotado por Hideyoshi, que eventualmente se convirtió en el heredero legítimo del legado de Nobunaga.