El Grito Samurai Pelo Largo Vendado Tigre Blanco Espada Espejo A Caballo Sombrero Oriental Samurai En La Guerra El Fantasma Rostro Chica Enfrentando El Solo Dos Samurai Armadura Samurai Espada Ensangrentada Casco Rojo Dos Tipo De Espada Posición De Ataque Espadas Con Sangre A Caballo Samurai Agachado

Kusunoki Masashige
Escrito por

Kusonoki Masashige fue un samurai del siglo XIV que luchó para el emperador Go-Daigo con el fin de quitar el liderazgo de Japón de manos del shogunato Kamakura.

Kusunoki Masashige
Kusunoki Masashige

Un estratega brillante, la defensa de Kusunoki de las dos fortalezas claves de Akasaka y Chiaia ayudaron a Go-Daigo a regresar al poder por un breve período. Sin embargo, uno de sus generales más leales, Ashikaga Takauji, traicionó a Go-Daigo y lideró un ejército contra Kusonoki y el resto de los fieles. Kusonoki sugirió al emperador que se refugiaran en la montaña sagrada Hiei y permitieran a Takauji tomar Kyoto, y luego con la ayuda de los monjes de la montaña, atrapar a Takauji en la ciudad y destruirlo- go- Daigo no quería dejar la capital, e insistió para que Kusonoki luchara contra las fuerzas superiores de Takauji. Kusunoki, en lo que posteriormente sería visto como el último acto de fidelidad samurai, aceptó la necia decisión del emperador, le dejó a su hijo un poema sobre su muerte y marchó contra el ejército enemigo a buscar una muerte casi segura. La batalla, que tomó lugar en Minatogawa, fue un desastre táctico. Kusunoki, al ver a su armada completamente rodeada, cometió el suicidio junto con 600 de sus tropas sobrevivientes. Según la leyenda, sus últimas palabras fueron ‘Shichisei Hokoku!’ (‘Ojala tuviera siete vidas para sacrificar por mi país’).

Luego de la introducción a gran escala del Neo-Confucionismo como filosofía de estado en el shogunato Tokugawa, Kunosoki Masashige, llamada una vez traidor por la corte del norte, fue resucitado con el emperador Go-Daigo como precursores de los absolutistas sinocéntricos, que se basaban en las teorías neoconfucionistas. Durante el período Edo, los estudiosos y samurais que fueron influenciados por estas teorías crearon la leyenda de Kusunoki, y lo consagraron como héroe patriótico, poniéndole el nombre de Nanko o Dai-Nanko, y representaba la lealtad, el coraje y la devoción al emperador. Kusunoki luego se convirtió en un santo patrón de los kamikazes de la 2º guerra mundial, que se veían a sí mismos como sus herederos espirituales por sacrificar sus vidas para el emperador.

Siguiente tema: Sanada Yukimura