El Espadazo Espada Amarilla Entrenando En La Playa Mujer Dibujada Samurai Grande Dos Tipo De Espada Saltando Maestro Samurai Samurai A Caballo Dibujo Samurai Siete Samurai La Espada Con Sangre Costumbres Orientales Matsumoto Hideto Mujer Blanco Negro El Samurai Lastimado Y Cansado Preparada Para Luchar El Ultimo Samurai Salto Del Samurai

Políticas de Oda Nobunaga
Escrito por

Militarmente, la visión revolucionaria de Nobunaga no sólo cambió la manera de pelear en una guerra en Japón, sino que también formó a una de las fuerzas más modernizadas de su tiempo. Desarrolló, implementó, y expandió el uso de las armas de fuego, los barcos blindados, y las fortificaciones para castillos. Nobunaga también instituyó un sistema especial para la clase guerrera y asignó criados a posiciones basadas en habilidad, no sólo basándose en el nombre, el rango, o la relación de parentesco como se hacía anteriormente. Los criados también recibían tierras según la producción de arroz, no el tamaño de la misma. El sistema organizativo de Nobunaga fue usado y desarrollado por su aliado Tokugawa Ieyasu al formar el shogunato Tokugawa en Edo.

El dominio y la brillantez de Nobunaga no se limitaba a la batalla, ya que también fue un astuto negociante y entendía los principios de la micro y la macroeconomía. En primer lugar, para modernizar la economía y pasar la base de la agricultura a la manufactura, los castillos de los pueblos se desarrollaron como centro y base de las economías locales. También se hicieron caminos entre los castillos, no sólo para facilitar el comercio, sino también para movilizar ejércitos por grandes distancias en intervalos de tiempo cortos. El comercio internacional se expandió más allá de China y de la península de Corea, y se comenzó a comerciar con los nanban (bárbaros del norte), Europa, las Filipinas, Sian, e Indonesia.

Políticas de Oda Nobunaga
Políticas de Oda Nobunaga

Nobunaga también implantó las políticas rakuichi rakuza como forma de estimular los negocios y la economía en general a través del uso del sistema de libre mercado. Estas políticas abolieron y prohibieron los monopolios que él veía como impedimentos para el comercio, y abrieron las antes cerradas uniones de privilegio, asociaciones, y gremios. Pueden encontrarse las copias de sus proclamas originales en la ciudad de Gifu, en el Entoku-ji. También desarrolló exenciones de impuestos y estableció leyes para regular los préstamos.

A medida que Nobunaga conquistaba y amasaba una gran cantidad de bienes en Japón, también comenzó a apoyar progresivamente a las artes por las que siempre había tenido interés, y que luego utilizó como herramienta para demostrar su poder y prestigio. Construyó enormes jardines y castillos que eran obras de arte grandiosas. El castillo Azuchi en las costas del lago Biwa se dice que es castillo más grande de la historia de Japón, y está cubierto por oro y estatuas exteriores, decorado con puertas corredizas, y pinturas hechas por Kano Eitoku. Durante este momento, el maestro de té de Nobunaga Sen no Rikyu, estableció la ceremonia japonesa del té que Nobunaga popularizó y usó como medio para hablar de política y negocios. Los comienzos del kabuki moderno se iniciaron aquí y se desarrollaron plenamnte en el período temprano Edo. Además, Nobunaga estaba muy interesado en la cultura europea que todavía era muy nueva para Japón. Coleccionó piezas de arte occidental así como armas y armaduras. Es considerado dentro de las primeras personas de Japón que usaron ropas europeas. También fue el patrono de los misioneros jesuitas en Japón y apoyó el establecimiento de la primera iglesia cristiana en Kyoto en 1576, aunque nunca se convirtió al cristianismo.

Nobunaga es recordado en Japón como una de las figuras más brutales del período Sengoku. Pero sus acciones en realidad no fueron especialmente brutales para esos tiempos. Fue el primero de los tres unificadores durante el período Sengoku. Estos unificadores fueron (en orden): Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi, y tokugawa Ieyasu. Oda Nobunaga estaba camino a unificar Japón cuando Akechi Mitsuhide, uno de sus generales, forzó a Nobunaga a suicidarse en Honno-ji, en Kyoto. Akechi luego procedió a declararse como amo de los dominios de Nobunaga, pero fue rápidamente derrotado por el general Toyotomi Hideyoshi.

Siguiente tema: Familia de Oda Nobunaga