Espada Grande Samurai Mutante Samurai Sentado Espada Espejo Dos Samurai Armadura Mirada Fija Escultura Del Samurai La Grulla Mujer Sensual El Samurai Foto Samurai Samurai Preocupación Del Samurai Buzo Violeta Tomando La Espada Cortando Manzanas Afro Samurai Siete Samurai Samurai Atacando

Shogunato Ashikaga y el período feudal
Escrito por

Varios clanes samurai lucharon por el poder durante los shogunatos Kamakura y Ashikaga.

El Budismo zen se difundió entre los samurai en el siglo XIII y ayudó a formar sus estándares de conducta, sobre todo en aquello que refiere a sobrepasar el miedo a la muerte, pero el pueblo prefería al Budismo Puro.

Shogunato Ashikaga y el período feudal
Shogunato Ashikaga y el período feudal

En 1274, la dinastía Yuan del imperio mongol envió una fuerza de 40000 hombres y 900 naves para invadir Japón por el norte de Kyushu. Japón reunió apenas 10000 samurai para enfrentarse a esta amenaza. El ejército invasor sufrió grandes tormentas a lo largo de la invasión, lo cual ayudó a los defensores. El ejército Yuan se retiró eventualmente y la invasión terminó. Los invasores mongoles usaron pequeñas bombas, y esta fue la primera aparición de bombas y pólvora en Japón.

Los defensores japoneses reconocieron la posibilidad de una invasión renovada, y comenzaron a construir una gran muralla de piedra alrededor de la Bahía de Acata en 1276. Completada en 1277, esta muralla tenía 20 kilómetros de extensión alrededor de la bahía. Esto serviría posteriormente como un fuerte punto defensivo contra los mongoles. Los mongoles intentaron arreglar los problemas de forma diplomática entre 1275 y 1279, pero cada enviado que viajaba a Japón era ejecutado. Esto preparó el terreno para lo que sería uno de los enfrentamientos más famosos de la historia japonesa.

En 1281, el ejército Yuan de 140000 hombres y 4400 naves fue enviado nuevamente para invadir Japón. El norte de Kyushu fue defendido por un ejército japonés de 40000 hombres. La armada de los mongoles todavía se estaba preparando en sus naves cuando un tifón atacó el norte de la isla. Los daños provocados por este tifón, seguidos de la defensa japonesa desde la barrera de la bahía Acata, resultaron en la derrota de los mongoles y su retirada.

Las tormentas de 1274 y el tifón de 1281 ayudaron a los defensores samurai de Japón a repeler a los invasores mongoles a pesar de su inferioridad numérica. Estos vientos llegaron a conocerse como ‘kami-no-kaze’, que literalmente significa ‘viento de los dioses’. El kami-no-kaze otorgó credibilidad a la creencia japonesa de que sus tierras eran realmente divinas y estaban bajo protección de los dioses.