Vendado Dibujo Samurai Samurai En La Guerra Niño Samurai Luchando Arrodillado Nemesis Foto Samurai Casco Con Cuernos Jack Primer Plano Con Mascara Sombrero Oriental Saltando El Grito Tatuajes Orientales Samurai Simbolismo En El Parque Enfrentando El Solo El Asesino

Uesugi y Takeda
Escrito por

Así se inició la rivalidad que posteriormente sería legendaria. En el primer conflicto entre los dos, tanto Uesugi Kenshin como Takeda Shingen fueron muy cautelosos y solo se involucraron en peleas sin importancia. Con el paso de los años llegarían a ser cinco los enfrentamientos importantes en el famoso sitio de Kawanakajima, aunque solo el cuarto resultó ser el más serio de todos.
En 1561, Kenshin y Shingen lucharon la batalla más grande, la de Kawanakajima. Kenshin usó una ingeniosa táctica: una formación especial donde los soldados al frente cambiarían su lugar con sus camaradas de la retaguardia a medida que los que estuvieran adelante murieran o fueran heridos. Esto permitía a los soldados cansados tomar un descanso, mientras que los soldados que no habían peleado salían a la acción. Esto fue extremadamente efectivo y debido a esto Kenshin casi llega a derrotar a Shingen. Sin embargo, Kenshin no pudo terminar con Shiengen. Un criado de los Takeda lo sacó de ahí, y Shingen tuvo que realizar un contraataque. El ejército de Uesugi se retiró y muchos se ahogaron en un río cercano mientras que otros fueron decapitados por los generales de Takeda.

Uesugi y Takeda
Uesugi y Takeda

El resultado de la cuarta batalla de Kawanakajima todavía es incierto. Muchos estudiosos están divididos en lo que respecta a la determinación del ganador. Aunque Kenshin perdió el 72% de su ejército en comparación con el de Shingen, que perdió el 62%, Shingen perdió dos de sus generales más importantes durante la batalla, su consejero Yamamoto Kansuke y su hermano menor Takeda Nobushige.

Aunque Shingen y Kenshin fueron rivales por más de catorce años, se intercambiaron regalos varias veces. Uno de los más famosos fue la espada que Shingen le regaló a Kenshin. Shingen murió en 1573, y se dice que Kenshin lamentó muchísimo la pérdida de su digno adversario, y juró no volver a atacar las tierras de Takeda. Los dos bandos se convirtieron en aliados en 3 años. Además, hubo un problema cuando varios daimyo (incluyendo al clan Hoijo) boicoteó reservas de sal a la provincia de Kai. Kenshin envió en secreto suplementos de sal a los Takeda (la sal era un bien muy preciado y se usaba para conservar la comida) y le mandó una nota a su enemigo que decía que, en su opinión, el lord del Hojo había cometido un acto hostil. Aunque podría haber cortado los suministros de Shingen, Kenshin decidió no hacerlo porque hubiera sido deshonesto. En reflejo a este pensamiento Kenshin dijo ‘Las guerras deben ser ganadas con espadas y lanzas, no con arroz y sal’. En este asunto, Kenshin estableció un noble ejemplo para todos los tiempos en cuanto al tratamiento de su rival.