Unicornios
 
Agotados Blanco Unicornio Unicornios Dueña Triste Hermanas Mirando Atrás Dorado Luna Llena Entre Nubes Solo En El Bosque Madre E Hijo Relinchando Cuerno Mágico Dueña De Unicornios Bajo Agua Enfrentados El Paisaje Ella Sentada Acariciándolo

La caza del unicornio

Un método tradicional para cazar unicornios involucra la captura de una virgen. En uno de sus libros de notas, Leonardo Da Vinci escribió:

‘El unicornio, a pesar de su intemperancia y su falta de control, olvida su ferocidad por el amor a las hermosas doncellas; dejando de lado todo temor, se sientan a su lado y se duermen en sus regazos, y así los cazadores lo atrapan.'

La caza del unicornio
La caza del unicornio

La famosa serie gótica de los siete tapetes colgantes, ‘La caza del unicornio’, es un punto clave en la manufactura de tapetes, ya que se combinan temas religiosos y seculares. Los tapetes ahora se encuentran en una de las divisiones del Museo Metropolitano de Arte en Nueva York. En dicha serie, hombres nobles ricamente vestidos, acompañados de cazadores y sabuesos, persiguen a un unicornio con un escenario de trasfondo donde hay flores y jardines. Llevan el animal hacia una bahía con la ayuda de una doncella que lo atrapa con sus encantos, lo mata y lo lleva de vuelta al castillo. En el último panel, ‘El unicornio en cautiverio’, el animal aparece vivo y feliz, encadenado a un árbol en un campo de flores. Los investigadores creen que el las manchas de rojo en sus flancos no son de sangre sino del juego de pomelos, que eran símbolo de fertilidad. Sin embargo, el verdadero significado del unicornio resucitado en el último panel es un misterio. La serie fue realizada alrededor del 1500 en los Países Bajos, probablemente en Bruselas o Liège, para un destinatario desconocido. Un conjunto de seis grabados del mismo tema, aunque tratados un poco distinto, fue realizado por el artista francés Jean Duvet en 1540 aproximadamente.

Otro conjunto famoso de tapetes es el llamado ‘Dame à la licorne’ (‘Dama con el unicornio’), expuesto en el museo Cluny en París. Fue realizado en el sur de Holanda antes del 1500, y muestra los cinco sentidos (las puertas hacia la tentación) y al final, el Amor.
Actualmente se están tejiendo facsímiles de los tapetes de unicornio para su exposición permanente en el castillo Stirling, Escocia. La idea es imitar el escenario del castillo como fue en el siglo XVI.

Heráldica

En la heráldica, un unicornio es retratado como un caballo con pezuñas y barba de cabra, cola de león y un cuerno espiralado que sale de su frente. El unicornio no fue usado en la heráldica temprana, pero se volvió popular en el siglo XV, ya sea porque era un emblema de la Encarnación o de las pasiones animales de la naturaleza. Suele aparecer en una actitud pacífica pero con una cadena rota atada, que muestra que escapó de su prisión y no podrá ser atrapado nunca más.

Es mejor conocido quizás por el escudo real de armas de Escocia y el Reino Unido: dos unicornios sostienen las armas escocesas; un león y un unicornio, as armas de Inglaterra. Las armas de la Sociedad de Apotecarios de Londres tienen dos unicornios.

Siguiente tema: El origen de los unicornios