Locura Frenética Vampira Atrapada Vampiro Muerto Vampiro Reloj La Dama Muerta Esqueleto Conde Vampira Gritando Dracula Sombra Dracula Vampira sola de Noche cementerio El Conde Primer Plano Boca Piercing Cabeza Cortada La vampira limpia juicio Asesino Vampiro Ojos Rojos Arbol Vampira El Asesino Espanto Frightnight Vampiro Cuero

El Dhampir: Mitad Hombre, Mitad Vampiro
Escrito por

SUPERSTICIONES BALCÁNICAS

Los Dhampirs –también llamados dhampir, dhamphir o dhampyr– son criaturas mitológicas pertenecientes al folclore rumano. Mitad-vampiros, mitad-humanos, se afirma que fueron engendrados por un padre vampiro y una madre humana, o viceversa.

Cuentan las leyendas de los Balcanes que los vampiros masculinos sienten una enorme atracción por las mujeres humanas; por ese motivo suelen regresar para hacer el amor con sus antiguas esposas o con las mujeres que amaban o cortejaban mientras estaban vivos.

En algunas regiones se llama “vampir” a los niños y “vampiresa” a una muchacha”, o “dhampir” y “dhampiresa” respectivamente.

Las supersticiones balcánicas indican que sólo el hijo de un vampiro tiene la capacidad de destruir a otros vampiros. Estas energías y poderes sobrenaturales se pueden heredar de los padres… Los dhampirs son vistos como los principales agentes aliados para combatir a los vampiros, para clavarles una estaca de madera o matarlos con una bala de plata, además de conducirlos exitosamente al sepulcro para siempre.

Si un dhampir no puede destruir a un vampiro, sí puede ordenarle que se aleje, y ser obedecido sin recibir ataques.

El mismo folclore indica que es necesario pagar bien los servicios de un dhampir: la cantidad de dinero varía, aunque la paga estándar suele incluir alimentos, una muda de ropa o una tropilla de ganado.

El Dhampir: Mitad Hombre, Mitad Vampiro
El Dhampir: Mitad Hombre, Mitad Vampiro

APROVECHADORES DE LA FE AJENA

Existen falsos dhampirs, charlatanes que viajan alrededor de las montañas de los Cárpatos, en Rumania, y atraviesan diferentes regiones de Europa Oriental auto-proclamándose auténticos dhampirs, con el objetivo de aprovecharse de la beneficencia y el miedo ajenos.

Como los campesinos rumanos eran sumamente supersticiosos, tendían a pensar explicaciones insólitas para acontecimientos inusuales, fueran éstos verdaderos o imaginados (por ejemplo, la certeza de ver a los muertos caminar de noche por las aldeas).

La creencia de que los vampiros asumían el control del cuerpo de una persona recientemente fallecida alimentó la esperanza de que los dhampirs pudieran rescatarlos… La consecuencia lógica fue una explosión de estafadores que se hacían pasar por dhampirs para lucrar con el “oficio” de exorcizar vampiros.

Siguiente tema: Caracteristicas de los Vampiros