Niño Armado Siluetas De Vaqueros El Policía Y El Ladrón Aprendiendo A Montar El Vaquero Y Su Prisionero Serpientes Del Vaquero Descansado Sobre Las Vías El Malvado Entre La Neblina Ladrón Del Lejano Oeste Tropas Viejo Vaquero Vaqueros De Espaldas Insecto Carteles De Buscado Cayendo Del Caballo Joven Con Tatuajes Vaquero Barbudo Preparándose Para La Doma Ladrones Del Oeste

El perfil del vaquero americano de 1860
Escrito por

Central para el mito y la realidad del Oeste es el vaquero americano. Su vida real era dura y giraba alrededor de dos rodeos anuales, en primavera y otoño, de los viajes al mercado, y del tiempo libre en las ciudades ganaderas donde gastaban su dinero en comida, ropa, apuestas, y prostitutas. Durante el invierno, muchos vaqueros se contrataban en ranchos cercanos a las ciudades ganaderas y reparaban y mantenían el equipo y los edificios. En un viaje largo generalmente había un vaquero por cada 250 cabezas de ganado.

El perfil del vaquero americano de 1860
El perfil del vaquero americano de 1860

Antes del viaje, los deberes del vaquero incluían el arreo del ganado disperso. Seleccionaban los mejores animales, los enlazaban y los marcaban, y los toros eran castrados. También había que sacarle los cuernos y examinar y tratar las infecciones. En los traslados largos los vaqueros tenían que mantener al ganado en movimiento y orden. El ganado debía ser vigilado día y noche, ya que podía estallar una estampida. Los días de trabajo a menudo duraban hasta catorce horas, con seis de sueño. Era un trabajo extenuante, que tenía solo unos minutos de descanso antes y después del día laboral. A menudo era monótono y aburrido. La comida era escasa, y consistía en panceta, porotos, café, frutas deshidratadas, y patatas. En promedio, los vaqueros ganaban entre 30 y 40 dólares por mes. Debido a la carga física y emocional, era raro que un vaquero pasara más de siete años en estas tareas. Cuando los ranchos de campo abierto dieron paso a los ranchos cercados, los días de gloria de los vaqueros llegaron a su fin, y los mitos acerca del vaquero de ‘vida libre’ comenzaron a surgir.

Muchos de los vaqueros eran veteranos de la guerra civil, sobre todo de la Confederación, que habían vuelto a hogares arruinados y no encontraron futuro, por lo cual fueron a buscar oportunidades al oeste. Algunos eran negros, hispanos, e incluso nativo-americanos, bretones, y escoseces. Casi todos tenían veinte años o eran adolescentes. Los primeros vaqueros de Texas aprendieron su oficio, adaptaron su vestimenta, y tomaron su jerga de los vaqueros mexicanos o ‘buckaroos’, los herederos de los ganaderos españoles de Andalucía. Todas las prendas distintivas de los vaqueros –las botas, sombreros, pantalones, chaparreras, bandanas, guantes, camisas, etc.-eran prácticas y adaptables, diseñadas para proteger y dar comodidad. La moda más duradera adoptada por el vaquero, actualmente popular en todo el mundo, son los ‘blue jeans’, originariamente hechos por Levi Strauss para los mineros en 1850.

El rodeo moderno o  show del ‘Día de la frontera’ es el único deporte americano surgido de una industria. Existe a nivel amateur y profesional, y sigue siendo una forma tradicional de entretenimiento en muchas ciudades del Oeste. Los rodeos combinan habilidades tradicionales del vaquero ranchero con la muestra de habilidades como la doma de toro, y otros juegos.