Joven Con Tatuajes Tratando De Montar Rubio Vaquero El Malo Del Pueblo Caminando Sobre Las Vías Pose Vaquero Enterrando A Su Enemigo Caballos De Vaqueros Vaqueros De Chicos Tropas Adolescente Sombrero Dibujo De Un Vaquero Vaquero Robot Esqueleto Mirada Del Vaquero Pequeñito Vaquero Vaquero Camisa Roja Perfil Caballo En El Campo Preparando Al Animal

El vaquero y el cuidado del ganado
Escrito por

Antes de llegar a mediados del siglo XIX, la mayoría de los rancheros criaba ganado para cubrir sus propias necesidades y vender a nivel local. Había un mercado limitado para el cuero, los cuernos, las pezuñas, y el sebo. A nivel nacional, antes de 1865, la demanda de carne era escasa. Al final de la guerra civil americana, Philip Danforth Armour abrió una planta de envasado de carne, y la demanda se incrementó significativamente. Para 1866, el ganado se vendía en los mercados del norte por $40 la cabeza, lo cual hizo que el transporte del ganado para su venta se convirtiera en un negocio rentable.

El primer esfuerzo a gran escala para transportar ganado de Texas hacia la estación terminal más cercana para un envío a Chicago ocurrió en 1866, cuando varios rancheros texanos se unieron para llevar sus ganados al punto más cercano del tren, que estaba en Sedalia, Missouri. Sin embargo, los granjeros del este de Kansas, temerosos de que los Longhorns transmitieran a su ganado la fiebre, formaron grupos que amenazaban con golpear o disparar a los vaqueros que encontraran en sus tierras. Así, el viaje de 1866 no llegó a la terminal del tren, y las cabezas de ganado se vendieron a precios bajos.

Sin embargo, en 1867 se construyó una facilidad para transportar ganado que llegaba a llevar 36000 cabezas. La ruta desde Texas hasta Abilene se volvió conocida como Chisholm Trail, en honor a Jesse Chisholm, quien marcó la ruta a seguir. Va a través de la actual Oklahoma, que era territorio indio en ese entonces. Sin embargo, a pesar de las descripciones hollywoodenses del oeste, había pocos conflictos con los americanos nativos, que generalmente dejaban pasar al ganado por un peaje de centavos a cambio. Luego se anexaron otros senderos a las terminales, incluyendo aquellos en Dodge City y Wichita, Kansas. Para 1877, la ciudad más grande de transporte de ganado, Dodge City, enviaba 500000 cabezas de ganado.

El vaquero y el cuidado del ganado
El vaquero y el cuidado del ganado

Los transportes de ganado tuvieron que buscar un equilibrio entre la velocidad y el peso del ganado. Aunque el ganado podía ser transportado unas 25 millas por día, perdían mucho peso por lo cual perdían valor cuando llegaban al final del trayecto. Generalmente hacían distancias cortas cada día, y dejaban tiempo para el descanso y el pastoreo al mediodía y a la noche. En promedio, una res podía mantener su peso saludable moviéndose alrededor de 15 millas por día. Esto significa que tomaba dos meses de viaje ir desde el rancho hasta la terminal de tren. El camino Chisholm, por ejemplo, era de 1000 millas de largo.

Aproximadamente, una manada de ganado en transporte llegaba a 3000 cabezas. Para arrearlo se necesitaba un equipo de 10 vaqueros por lo menos, con tres caballos por vaquero. Los vaqueros trabajaban por turnos para cuidar al ganado las 24 horas del día, arreándolo en la dirección correcta durante el día y vigilándolo en la noche para prevenir estampidas y robos. El equipo también incluía un cocinero, y un wrangler para que se encargara de los remuda. El wrangler del transporte generalmente era un joven cowboy o alguien de clase social baja, pero el cocinero era un miembro muy respetado del equipo, ya que no sólo estaba a cargo de la comida, también se encargaba de los suministros médicos y tenía ciertos conocimientos de medicina práctica.

Hacia 1880 la expansión de la industria ganadera desembocó en la necesidad de buscar tierras nuevas. Por eso muchos rancheros se fueron para el noroeste, donde todavía había tierras vacías. El ganado de Texas se dirigió al norte, a las montañas Rocallosas y las Dakotas. El vaquero adaptó sus herramientas a las condiciones climáticas más frías, y el movimiento hacia el oeste de la industria también llevó a la fusión de numerosas tradiciones regionales desde California hasta Texas. Los vaqueros sacaban el mayor provecho posible de cada región.

Fin del campo abierto

El alambre de púas, un invento de 1880, permitió que el ganado se mantuviera en áreas designadas para evitar el sobrepastoreo. En Texas y las áreas circundantes, la población creciente necesitaba que los rancheros cercaran su territorio. En el norte, el exceso de pastoreo arruinó el campo abierto, llevando a la escasez de forraje durante el invierno para el ganado y en consecuencia, a la hambruna, sobre todo durante el duro invierno de 1886-1887, cuando cientos de reses murieron en el noroeste, creando un colapso en la industria ganadera.

Para 1890, el sistema de alambre de púas pasó a ser algo común en las planicies del norte, los caminos ferroviarios se habían expandido por casi toda la nación, y las plantas de envasado de carne se construían cerca de las principales áreas rancheras. De esta manera se terminó la era del campo abierto y de los largos transportes de ganado. Los viajes cortos continuaron hasta los ’40, ya que los rancheros necesitaban arrear el ganado hacia las terminales locales para transportarlo a las plantas de envasado. Mientras tanto, los ranchos se multiplicaron a lo largo del Oeste, lo cual mantuvo el trabajo de vaquero en alza, aunque todavía se pagaba poco.