Niño Armado Montando Caballos Atardecer Mirada Escondida Insecto Fogata Y Guitarra Mounstro Y El Vaquero Tres Vaqueros Paseando Entre La Neblina Guitarra Vaquera Haciendo Guardia Cara Pensativa Siluetas De Vaqueros Armas Calientes Vaqueros En Duelo Padre E Hijo Dibujo De Un Vaquero Vaquero De Frente Disparando Dibujado Con Tinta Foto Montando Caballo

Etnia del vaquero tradicional
Escrito por

Los vaqueros americanos surgieron de distintos lugares. A fines de 1860, a continuación de la guerra civil americana y la expansión de la industria ganadera, los antiguos soldados de la Unión y la Confederación se fueron al oeste en busca de trabajo, y así también lo hicieron muchísimos hombres blancos en general. También un número importante de ex esclavos afroamericanos siguieron el estilo de vida vaquera, en parte porque no había tanta discriminación en el oeste como en otras áreas de la sociedad americana de ese tiempo. Varios mexicanos e indios americanos que ya vivían en la zona comenzaron a trabajar para los vaqueros.

Muchos vaqueros eran indígenas que habían sido entrenados para trabajar en las misiones españolas y habían estado a cargo de los ganados de los misioneros. Luego, sobre todo después de 1890, cuando la política americana promovió la ‘asimilación’ de los indios, algunas de sus escuelas comenzaron a enseñar tareas para los ranchos. Actualmente, algunos nativos americanos del oeste de EEUU poseen ganado y pequeños ranchos, y muchos todavía son empleados como vaqueros, especialmente en los ranchos ubicados cerca de las reservas indias. El ‘vaquero indio’ se volvió una figura común del circuito de rodeos.

Debido a que los vaqueros tenían un estatus social bajo en la pirámide de su tiempo, no hay figuras firmes en la proporción actual de las distintas razas. Un escritor afirmó que los vaqueros eran ‘de dos clases: aquellos reclutados en Texas y otros estados de la falda este; y mexicanos, de la región del sudoeste’. Los informes de censos indican que un 15% de todos los vaqueros eran de origen afroamericano –en una escala que iba desde el 25% fuera de Texas, a unos pocos en el noroeste. De la misma manera, los vaqueros de ascendencia mexicana reúnen un 15% del total, pero eran más comunes en Texas y el sudoeste.

Más allá de su etnia, la mayoría de los vaqueros venían de clases sociales bajas, y la paga era baja. El vaquero promedio ganaba alrededor de un dólar por día, además de la comida, y, cuando estaba cerca del rancho, tenía una cama en un barracón con literas.

Etnia del vaquero tradicional
Etnia del vaquero tradicional

Rodeos

El ganado vivía en un estado semi-salvaje y pasaban gran parte del año pastando. En muchos casos los rancheros formaban asociaciones, y unían sus ganados en el mismo territorio. Para determinar la posesión de los animales se los marcaba con un símbolo distintivo, que se aplicaba con hierro caliente, generalmente cuando las reses eran jóvenes. La primera raza de ganado que apareció en campo abierto fue la Longhorn, descendiente de los Longhorns españoles importados durante el siglo XVI, aunque a fines del XIX otras razas de ganado surgieron en el oeste, incluyendo a la Hereford.

Para encontrar terneros y criarlos, y para separar a los animales dispuestos para la venta, los rancheros realizaban un rodeo, usualmente durante primavera. Los rodeos requerían habilidades especializadas tanto para los vaqueros como para los caballos. Las personas que separaban a las vacas de la manada debían tener el mayor nivel de habilidades, y cabalgaban con caballos especialmente entrenados para seguir los movimientos del ganado. Una vez que separaban a los animales, los vaqueros tenían que enlazar a los terneros, marcarlos y castrarlos.

Se necesitaban muchos caballos para los rodeos. Cada vaquero necesitaba entre tres y cuatro caballos para un solo día de trabajo. También se hacían rodeo para agarrar a los caballos. Era una práctica común en el oeste que los potrillos tuvieran por madre a una yegua doméstica, pero se les ‘permitía’ crecer en un ámbito semi-silvestre. También habían manadas ‘salvajes’, generalmente conocidas como mustangs. Estos dos tipos de caballos eran capturados en los rodeos, y los animales maduros eran domados por vaqueros especializados en el entrenamiento de caballos. En algunos casos se usaban métodos extremadamente brutales para domarlos, y esos animales nunca eran completamente confiables. Sin embargo, otros vaqueros se dieron cuenta de la necesidad de tratar a los animales con costumbres más humanas y modificaron los métodos de entrenamiento de caballos, a menudo re-aprendiendo técnicas usadas por los vaqueros, sobre todo las de la tradición californiana. Los caballos entrenados con mayor delicadeza eran más confiables y útiles para una gran variedad de tareas.

Luego surgieron competencias informales entre los vaqueros para probar las habilidades de sus caballos y su ganado, y así, a partir de las tareas del vaquero, se desarrolló el deporte del rodeo.