Lobo Saltando Y Atacando Asesinando Al Hombre Nazista Agachado Esperando Hombre Lobo Zombie Defensa Contra Los Lobos Lobos Enfurecido Hombre Lobo Adolescente En Sombras Pelo Rubio Con Gorra Saltando De Felicidad Lobo Caminando La Mujer Y El Lobo Lobo Guerrero La Bestia Aullando Arrodillado Kung Fu Lobo Convirtiéndose En Lobo Hombre Lobo Peludo

Ficción sobre hombres lobo
Escrito por

La ficción sobre hombres lobo denota una galería variada de estas criaturas en la literatura, el teatro, las películas, los juegos, y la música. Dentro de la literatura se incluyen cuentos folclóricos, leyendas, sagas, cuentos de hada, ficción gótica y de horror, fantasía y poesía. Estas historias pueden ser sobrenaturales, simbólicas o alegóricas. El prototipo arquetípico de hombre lobo en la consciencia popular probablemente es aquel del film de horror The Wolf man (1941) en el que Lon Chaney Jr. se transforma en hombre lobo con la luna llena, y en películas posteriores se une con Frankestein y Drácula como uno de los tres íconos de horror más famosos de los tiempo modernos. Sin embargo, la ficción sobre hombres lobos posee géneros muy diversos que tienen sus raíces en el folclore, y dan lugar a múltiples reinterpretaciones modernas.

Ficción sobre hombres lobo
Ficción sobre hombres lobo

Historia

Orígenes literarios

En ciertos cuentos folclóricos (influenciados por la teología medieval) el hombre lobo era un demonio, partidario del ejército de Satanás, enemigo de la raza humana y hambriento de carne humana. Este es el tema de ‘El lobo blanco de las montañas Hartz’: un episodio de la novela La nave fantasma (1839) de Marryat, donde un ser espiritual se transforma de lobo a mujer.

En los romances medievales, como Bisclavret y Guillaume de Palerme, el hombre lobo toma rasgos más inocentes, y aparece como víctima de magia maligna además de ayudar a los caballeros errantes.

En cuentos de hada, como Caperucita Roja, la figura del hombre lobo es más ambigua y pasa a ser tema de interpretación alegórica o freudiana. Estos cuentos son la inspiración de obras de ficción moderna como ‘The company of wolves’ de Angela Carter (1979) y la película Ginger Snaps (2000) que trataba acerca de la sexualidad femenina.

En el siglo diecinueve, las historias de tipo gótico y las novelas continuaron el tema de los hombres lobo. En una de las primeras obras, Wagner the wehr-wolf (1847) de G. W. M. Reynolds, encontramos el tema clásico del hombre que sufre la maldición por la cual se transforma en hombre lobo al salir la luna llena: esto representaría la personalidad dividida y el lado oscuro, maligno y sediento de sangre de la humanidad.

Según algunos comentaristas El extraño caso de Mr. Jeckyll y Dr. Hide de R. L. Stevenson (1886) tiene un subtexto implícito sobre los hombres lobo. Esto se explicitó en algunas readaptaciones recientes de la historia, como la serie de la BBC Jeckyll (2007).