Lobo Con Lentes Dibujo Secuestrada Por El Lobo Agachado Esperando Aullando Arrodillado Posando Saltando De Felicidad Lobos Hambrientos Encerrado Y Furioso Seis Manos Silueta Hombre Lobo De Cuclillas Dibujo De Hombre Lobo La Furia Del Lobo Collar Hombre Lobo Jorobado Calavera Lucha Entre Hombres Lobos Luchando Por Dignidad Caricaturas

El Hombre Lobo Licaón
Escrito por

Las historias de los hombres que se transforman en bestias se remontan a la Antigüedad. Muchos mitos de la Grecia clásica hablan de la existencia de hombres-lobo; los mismos provienen de épocas prehistóricas ligadas a la religión olímpica.
 
La licantropíaes el nombre acuñado para definir la situación de Apolo Liceo, el “lobo apolíneo” que fue adorado en el Liceo o famoso “Templo del Lobo”, donde Socrates enseñó.

Apolo se unió a Artemisa, que tenía forma de loba. Ésta purificó a Orestes con la sangre de nueve víctimas sacrificadas. Pausanías sostuvo que Apolo era originalmente una deidad egipcia, y que su nombre deriva de Up-Uat (Ap-ol-ol), un antiguo nombre con el que se conocía al dios Anubis.

Según otro mito, Liceo o Licaón era un rey lobo que reinó durante nueve años como esposo de la diosa de Ninefold, Nonacris.

El Hombre Lobo Licaón
El Hombre Lobo Licaón

Éste se propuso urdir una trampa contra Zeus. En un banquete organizado por él, alimentó al dios olímpico con carne de animales, entre la cual intercaló carne humana. Zeus se enfadó y, entonces, convirtió a Licaón en un lobo, pero le permitió conservar su mente humana para que fuera siempre consciente de su condena.

En Arcadia, el Monte Liceo era el sitio de culto del Lobo-Zeus. Cada año se organizaban reuniones con sacerdotes que preparaban banquetes con sacrificios de animales, que incluían miembros humanos.

Según la leyenda, quienquiera que probara esa carne se convertiría en un lobo y no podría volver a ser un hombre a menos que se abstuviera de comer carne humana durante nueve años.

Virgilio escribió que el primer hombre lobo había sido una Moira, esposo de la diosa trinitaria del Destino (Moera). De ella aprendió los secretos de la magia, incluyendo la destreza nigromántica de llamar a los muertos para que se levantaran de sus tumbas.

En la novela El Satiricón, escrita por Petronio, uno de los personajes recita una historia sobre un hombre que se transformó en lobo, una noche de luna llena.

Por su parte, el romano Plinio el Viejo, narró en sus crónicas que un hombre de la familia de Anthus, de la Arcadia, colgó su ropa en un árbol de cenizas y se fue a nadar al río... Entonces se transformó en un lobo, y vagó por el mundo, con esta forma, durante nueve años. Si durante ese lapso no atacaba a ningún hombre, le sería permitido regresar a su aspecto anterior.

Las dos historias –las de Plinio y Petronio– son muy parecidas. También Heródoto, en sus textos históricos, explicó que la tribu Neura se transformaba anualmente en un grupo de lobos durante varios días.

Siguiente tema: El Dios Romano Soranus