Gafas Dracula Bosque Vampiro y Angel Vampiro Elegante Vampira Sangre Vampiro Colmillo Vampira Atrapada El Consuelo Vampiro Punk Vampiro Heroe Vampiro Fuego Lasombre Strahd En Castillo Ataud Vampira Vampira Luna Vampira Noche Beso Vampiras Dracula Posando Pose Vampira Vampiro Mayor

La ciencia de los vampiros: virus y enfermedad
Escrito por

En 1616, el científico italiano Ludovico Fatinelli publicó su ‘Tratado sobre Vampiros’, en el que postulaba que el vampirismo era causado por un patógeno microscópico. Fue quemado en la hoguera por esta herejía.

Afortunadamente, la ciencia siguió adelante. La información incluida en esta sección es resultado del trabajo de incontables hombres y mujeres dedicados a descubrir la verdad.

El virus

La fuente del vampirismo es el Virus Vampírico Humano (VVH). Al igual que la Rabia, el VVH pertenece al orden de los Mononegavirales, virus con un genoma no segmentado y de ADN negativo. Los virus de este grupo poseen la forma de una bala. La fuente natural del virus es una mosca que se halla comúnmente en las cuevas donde habitan murciélagos, sobre todo vampiros. Lo más común es que un murciélago que haya sido mordido por la  mosca pase el virus al ganado y a los humanos.

La ciencia de los vampiros: virus y enfermedad
La ciencia de los vampiros: virus y enfermedad

A diferencia de otros virus, el VVH no se transporta por el aire. Los virus aéreos pueden viajar de un ente a otro a través del aire y producir un estallido viral rápidamente al infectar a un gran número de personas por medio de los sistemas de ventilación de los edificios públicos, como un casino o un centro comercial.

Aunque en teoría la infección del VVH es posible a través del intercambio de fluidos, la transmisión ocurre a través de la mordida de una persona infectada en casi cualquier caso.

Etapas de la enfermedad

Etapa 1: Infección

Horas después de ser mordida, la víctima desarrolla dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y otros síntomas gripales mientras el cuerpo intenta luchar contra la infección. Estos síntomas pueden confundirse fácilmente con las infecciones virales más comunes, aunque la presencia de marcas de mordidas en el cuerpo es suficiente para confirmar el diagnóstico. Esta etapa dura por lo general entre seis y doce horas, durante las cuales la vacuna es 100% efectiva.

Etapa 2: Coma Vampírico

Dentro de las 24 horas de la mordida, la víctima entra en un coma vampírico. Durante esta fase, el pulso se hace más lento, la respiración más débil y las pupilas se dilatan. El gran número de personas enterradas vivas mientras se encontraban en este estado dio lugar a la creación del mito que cuenta que los vampiros duermen en ataúdes. Aunque se piensa que cualquiera que se vea infectado con el virus VVH se convierte en vampiro, sólo un pequeño porcentaje de personas sobrevive a la etapa del coma. Por lo general, los jóvenes, ancianos y débiles muren eventualmente. La gran mayoría de las personas que sobreviven son hombres de entre 18 y 35 años. El coma vampírico dura un día aproximadamente; la víctima sale de este estado la noche anterior a su aparición. La vacuna es un 50 %efectiva cuando se la administra durante la Etapa 2, pero mientras mayor sea el tiempo que permaneció en coma, menor será el efecto de la vacuna.

Etapa 3: Transformación

Una víctima que sobrevive al coma se despertará totalmente transformada en un vampiro. Entonces sigue un período de aclimatación, caracterizado por la confusión, el abatimiento y la paranoia. La mayoría de los vampiros comienza a cazar dentro de las 24 horas de su transformación. La vacuna no sirve de nada en este punto.

Siguiente tema: Biología de los vampiros