Vampira Sangre Atacando A La Dama El Conde Drácula Murciélagos En La Ventana Vampiro Quemandose Vampira en Ataud Grito Condesa sangrienta rzebet Bathory Vampira Y Victima Vampiro Fuego Mordida Vampiro Victima Lugosi Drácula Drácula Mounstro Las Garras Croquis Vampiro Síntesis De Drácula Vampiro atacando a Hombre Lobo Spike Violento Dracula Futuristico Lasombre

Los vampiros Alfa
Escrito por

Los grupos de vampiros son meritocracias. No hay elecciones, no existe la democracia. El cazador más capaz lidera al grupo, y los demás le siguen. El vampiro Alfa coordina la estrategia de caza, asigna las tareas y toma las decisiones finales. Durante la cacería, el Alfa generalmente se queda atrás, en una posición menos riesgosa, pero cuando  agarran a una víctima, el Alfa bebe primero. Sin embargo, el trabajo también tiene sus peligros. El Alfa tiene la difícil tarea de elegir reemplazos para los compañeros caídos. En esto debe tener especial cuidado. Además de ser el más fuerte de su grupo, el Alfa no puede permitir que haya cazadores débiles e ineficaces en el grupo. Sin embargo, un grupo demasiado fuerte puede sublevarse y ser una amenaza para él.

Al igual que casi todos los mamíferos, los vampiros imponen su dominación a través del despliegue de comportamiento superior en la batalla. Los vampiros clavan sus garras y dan muestra de su prodigiosa habilidad para intimidar rivales. El tamaño físico y el poder son importantes pero no son los únicos determinantes del estatus de un Alfa. La capacidad intelectual es más importante que la física.

Los vampiros Alfa
Los vampiros Alfa

Aunque podría parecer que los vampiros Alfa poseen una posición envidiable, tienen un rango de mortalidad más alto que el de los no-Alfas. Cada nuevo desafío cobra su precio en sus cuerpos. Las heridas se amontonan, llegando incluso a convertirlos en discapacitados permanentes. Los vampiros pueden perder un ojo o quebrarse los huesos. Los vampiros más viejos están lejos de ser parecidos a los relucientes vampiros de las películas. Un vampiro anciano probablemente esté bastante arruinado, con partes faltantes en su rostro. El destino final de un vampiro Alfa es oscuro: se exilian del grupo, no pueden luchar más y se ven reducidos a una solitaria existencia, subsistiendo a partir de la sangre de perros o gatos. Eventualmente, los Alfa sucumben a las armas de los cazadores de vampiros o a la desnutrición.

Los novatos

Cuando un vampiro recién transformado se une a un grupo, generalmente uno de los mayores lo toma bajo su protección y le enseña a cazar. Aunque algunos grupos no tienen paciencia con los aprendices lentos, la mayoría tiene tiempo para ganar velocidad. Sin embargo, un aprendiz demasiado rápido es visto como una amenaza y puede ser destruido por un Alfa. Los aprendices ambiciosos aprenden a mantener un perfil bajo hasta el momento indicado.

Cacería

Los vampiros utilizan todo lo que tengan a su disposición para cazar sin que los vean. Usan a las mujeres y las disfrazan de prostitutas para atraer a las víctimas masculinas por ejemplo. Se mezclan en los clubes nocturnos, en los eventos deportivos y los conciertos, así como en las cenas. Las prostitutas y vagabundos suelen ser las víctimas más comunes.

Una franja de bienes raíces puede proveer alimento para muchos vampiros. Aunque un área urbana ofrece mayores oportunidades para la cacería, también se incrementan las posibilidades de encontrarse con otro grupo. El campo es más seguro, pero las oportunidades pueden ser menos y están más espaciadas, por lo tanto, los vampiros deben ser despiadados al defender su territorio. Las batallas entre grupos de vampiros son inimaginablemente terribles, ya que no es suficiente con la victoria. Para tener futuro, un grupo de vampiros debe mostrar a sus rivales lo despiadados que son.

Tratamiento de las víctimas

El tratamiento que los vampiros dan a sus víctimas puede ir desde la indiferencia hasta la barbarie. Si un grupo encuentra un nuevo miembro, mantienen a esa persona aislada hasta que se complete su transformación. Una vez que el grupo está listo, los vampiros destrozan a sus víctimas luego de alimentarse de ellas. Algunos consideran que este comportamiento es la prueba de que los vampiros son crueles, pero en realidad tiene más que ver con el pragmatismo que con la crueldad. Si las dejan intactas, las víctimas de hoy pueden ser los rivales de mañana. Los grupos más sofisticados esconden los cadáveres de sus víctimas para que las autoridades no estén alertas.

Siguiente tema: El hogar de los vampiros