Vampiro y Angel Guerra vampiros fantasia Brujah Dracula Bosque Bela Lugosi Drácula Castlevania Drácula Hunter Vampiro El Sufrimiento del Vampiro Drácula Y Gárgola Vampire Panic Vampiro Elegante Vampiro Cuero Luna Llena Muerte Vampiro Dracula Retrato Del Conde Drácula La Princesa De La Oscuridad Actor Drácula Fauces Del Vampiro Sucubus

Vampirismo Contagioso
Escrito por

¿BACTERIA O MORDEDURA?

Durante las primeras décadas del siglo XX se dejó de tomar como parámetro al conde Drácula para la construcción de personajes-vampiros. Aparecen lazos temáticos típicamente claros, que incluyen la asociación de los vampiros con gran abundancia y energía erótica, así como el uso frecuente de accesorios e iconografía gótica.

Antes de los ´50, los vampiros eran retratados como seres sobrenaturales con energías místicas. La transmisión del vampirismo de una criatura “enferma” a otra “sana” varía de una ficción a otra. Ya no se trata de una mera mordedura en la yugular.

Las publicaciones de Richard Matheson, en 1954, presentan variantes sobre el tema. Este escritor muestra la historia de un Los Ángeles futuro, colmado de entes caníbales y seres succionadores de sangre. Sólo un hombre sobrevive a la pandemia generada por una bacteria que propaga el vampirismo. Debe protegerse y combatir contra las hordas de criaturas nocturnas  para descubrir los secretos de su biología y desarrollar vacunas eficaces, así como medidas de defensa efectivas. Ésta fue la primera ficción vampiresca con inclinaciones analíticas y científicas.

De manera semejante, la novela Ya, de Scott Westerfeld, presenta a su protagonista como portador de un parásito contagioso que provoca el comportamiento de un “vampiro loco”.

UNA TIERNA CONDESA TELEVISIVA

Entrevista con el Vampiro
Entrevista con el Vampiro

Desde los años ´70, la condesa von Count, un tierno títere televisivo que forma parte de la serie Plaza Sésamo (es uno de sus Muppets) ha enseñado a muchos niños americanos diferentes conceptos matemáticos y educativos. 

La condesa es conocida por ayudar a los pequeños a practicar sus conocimientos de aritmética y a aprender los números, contando cosas que se encuentran a su alrededor, con un acento eslavo bastante estereotipado.

Aunque la condesa Muppet nunca emprende los actos de mutilación típicos de los vampiros ni bebe sangre ajena, posee los colmillos prominentes y la capa negra que la identifican con uno de estos seres fabulosos.

A principios de la década del ´80, la novela El hambre (publicada en 1981 y llevada al cine en 1983) examinó la biología de los vampiros, sugiriendo que sus capacidades especiales eran el resultado de características físicas de su sangre.

La novela sugirió que los vampiros no eran seres humanos muertos sino especies separadas que se habían desarrollado de manera paralela a la Humanidad.

Las crónicas sobre vampiros escritas por Anne Rice son las más populares del género, entre las historias modernas que utilizan a los vampiros como protagonistas sensibles y comprensivos más que como monstruos o bandidos.

Siguiente tema: Influencia de la Luna