Dracula Futuristico Asesino Vampiro Collares Murcielagos Vampira Arbol Luna Dracula Caricatura Drácula Drácula Y Gárgola Vampira sola de Noche cementerio Vampiro Sombrero Detrás De Un Árbol Vampiro Colmillo Los Colmillos Lasombre Drácula Y Su Mascota Ciudad Dracula Corazón En Mano Drácula Espiando Vampira Sedienta Gafas

Vampiros japoneses contemporáneos
Escrito por

Los japoneses, aunque no tienen muchos vampiros, absorbieron los mitos europeos sobre estas criaturas en la última generación, y contribuyeron a continuar la tradición a través de la industria fílmica. Su vampiro contemporáneo se llama ‘kyuketsuki’. A principios de 1956, una película de temática sangrienta, ‘Kyuketsuki Ga’, salió en los cines. Trataba sobre una serie de asesinatos en lo que todas las víctimas tenían marcas de dientes en sus cuellos, pero al final el asesino no es un vampiro. Algunos años después, el director de esta película trabajó en otra llamada 'Onna Kyuketsuki' (1959), que contaba la historia de un vampiro real que secuestraba a la esposa de un científico.

Vampiros japoneses contemporáneos
Vampiros japoneses contemporáneos

Entre las películas japonesas de los ’60 se encuentra ‘Kunoke’ (1968), que se basaba en la leyenda del gato-vampiro. Trataba sobre una mujer y su hija, quienes son violadas y asesinadas por un grupo de samurai. Regresan de la tumba como vampiros capaces de transformarse en gatos negros, y atacan a sus asesinos. En 'Yokai Daisenso', un gobernador provincial es poseído por un demonio babilónico que chupó su sangre.

Las películas de Hammer Films sobre vampiros se inspiraron en los films ‘Chi i suu ningyo’ (1970) y ‘Chi o suu me’ (1971, estrenada en Occidente como ‘Lake of Dracula’), ambos dirigidos por Michio Yamamoto. Drácula hizo su primera aparición en Japón en los '70. En 'Kyuketsuki dorakyura kobe ni arawaru: akuma wa onna wo utsukushikusuru' (literalmente se traduce como 'El vampiro Drácula llega a Kobe: el mal embellece a una mujer'), Drácula descubre que la reencarnación de la mujer que amaba estaba en Kobe, Japón.

En 1980, ‘Drácula’, una película basada en los personajes de Marvel Comics, fue la primera de una serie de excelentes películas sobre vampiros japoneses. Las continuaciones fueron ‘Vampire hunter’ (1985) y ‘Vampire princess Miyu’ (1988), unas de las películas japonesas más vistas en Occidente. En ‘La leyenda del Octavo Samurai’ (1984), el director Kinji Fukasaku ofreció una versión japonesa de la historia de Elizabeth Bathory, en la cual aparece una princesa malvada que se baña en sangre para conservar su juventud. El tema de los vampiros continuó en los ’90, con películas tales como ‘Tale of a vampire’, dirigida por Shimako Sato y basada en el poema de Edgar Allan Poe, ‘Annabel Lee’.

Siguiente tema: Jiang Shi: otro vampiro japonés