Esqueleto Conde Brujah En Poder Vampira gotica bonita Locura Frenética Vampira Noche Vampiro Flaco Retrato Dracula Vampiras Vampira Luna Vampira Enfurecida Vampira Loca Grandes Orejas Luna Llena Personaje Dracula Pintura Dracula Strahd En Castillo Lugosi Drácula Atacando En La Noche Sombra Dracula Retrato Del Conde Drácula

Vampiros Literarios
Escrito por

AUGE DEL ROMANTICISMO

Las irracionales supercherías fueron disminuyendo a medida que la Revolución Industrial modificaba la forma de vida europea. La realidad tenía otros planes...

Hacia fines del siglo XVIII, el Romanticismo intentó recuperar la emoción y la nostalgia perdidas durante la Ilustración y la Revolución Industrial nacida en tierras inglesas. Pero el período romántico impulsó el renacimiento de la novela gótica. Johann von Göethe escribió la novela La novia de Corintio (Die Braut von Corinth precedida por la obra Leonore, de Gottfried August Buerger.

Estas historias, así como varios poemas de vampiros escritos durante el siglo XIX por Keats, Coleridge y Baudelaire, incluyeron un elemento de seducción puramente “vampiresco”: el placer otorgado por la muerte.

Luego sobrevino la publicación del famoso texto de El Vampiro, de John William Polidori (aunque, a decir verdad, la historia original la reelaboró de un predecesor, Lord Byron). También tuvo gran prestigio Carmilla, de Sheridan LeFanu. Por otra parte, Varney el vampiro, escrito en 1847 por Prest y Rymer, se convirtió en la novela más extensa escrita sobre estos seres fabulosos.

La fantasía y el horror fueron elementos muy demandados en la prosa y la poesía de mitad del siglo XIX. Pero, luego de un largo tiempo de auge, disminuyó la calidad de las ficciones como consecuencia de los clichés y repeticiones del género gótico.

Varney el Vampiro

Varney el Vampiro

IMPULSO VICTORIANO

Vampiros Literarios

Vampiros Literarios

Sin embargo, la temática “vampiresca” reapareció durante la época victoriana. Suena paradójico que, en una época de tanta represión y censura social, las leyendas sobre vampiros hayan alcanzado el pico máximo de popularidad.

Para muchos fue considerada una vía de escape a través de la lectura de novelas, poesía y prosa. La hipocresía de la sociedad era tan exagerada que escribir historias horrorosas estaba totalmente permitido, incluso cuando la moralidad se propugnaba en sermones eclesiásticos y protocolos reales.

Fue el tiempo en que Bram Stocker escribió la legendaria Drácula. Aunque el autor nunca había estado en Transilvania (Rumania), y la novela presenta imprecisiones derivadas del desconocimiento histórico y cultural del contexto novelesco, la obra fue un éxito inmediato, de proyección internacional.

EL CINE, A LA CABEZA

Durante el siglo XX, el inicio de la cinematografía marcó para siempre nuestra percepción de la imagen de los vampiros, gracias a la producción de filmes maravillosos transmitidos a través de la pantalla grande.

La primera película sobre vampiros fue filmada en el año 1922: se llamó Nosferatu, Eine Symphonie des Gauens (Nosferatu, una sinfonía de horrores). Esta película alemana, dirigida por F.W. Murnau, tuvo como protagonista a Max Schreck.

Siguiente tema: Los Vampiros y el Cine